sábado, 21 de enero de 2012

Los niños, el inglés y la traducción audiovisual




A diario escuchamos la importancia de aprender inglés y casi al mismo tiempo se habla del bajísimo nivel que tiene un ciudadano español medio. En algunas escuelas se presume de "enseñanza bilingüe" pero... ¿sabíais que sólo dan conocimiento del medio en inglés? Actualmente trabajo en una academia de inglés dando clases a niños y cada vez me sorprendo más con sus dificultades (con 8 años, ¡ya les falta base!).

Sinceramente creo que tiene que ver con que no saben qué utilidad tiene aprenderlo. Si les gusta la plástica o la gimnasia es porque ven resultados, ven que pueden usarlo en su vida real (si juntas azul con rojo te sale morado, si calientas los músculos luego no te dolerá...). Sin embargo, el inglés se aborda como una asignatura más, que destacan como importante pero no explican de qué les sirve. ¡Claro! ¡Es fundamental para encontrar un trabajo y conocer gente de otras culturas! Dile eso a un niño de 6, 7, 8 años y te mirara con cara de interrogación.

Si cuando encienden la televisión todo está en castellano, "¿qué necesidad tienen de esforzarse para entender una serie en su tiempo libre?", si los libros que leen están en castellano ("si ya les cuesta entenderlo en español, ¡imagínate en inglés!"), si los espectáculos que ven también... ¡Todo sigue en castellano a pesar de destacar la importancia de aprender inglés!

Cuando a una persona (y más un niño) se le impone que tiene que aprender X materia "sin venir a cuento", creo que cuesta mucho más que si tienes una razón que le anime a hacerlo. En mi caso, no me veo capaz de ponerme a estudiar un nuevo idioma si no hay una razón de peso por la que lo quiera aprender. Ponerme a estudiar hindi sin razón alguna es el equivalente de aprender inglés para un niño.

¿Por qué no se organizan más intercambios lingüísticos (¡de niños!) en las escuelas? Los niños tienen la imagen de que el inglés lo hablan los adultos (sus profesores, sus lectores...) y como ellos no lo son, ¿por qué aprenderlo? ¡Necesitan estímulos (sociales) interculturales! Que cada uno de ellos encuentre la razón para querer aprenderlo: ya sea hablar con un amigo inglés (que haya conocido de intercambio, o a través de algun evento organizado por la escuela), entender las series (porque ha juzgado y le gusta más la voz en inglés), etc etc.

Nunca deja de sorprenderme como cuando les digo que "murciélago" se dice "bat" me dicen..."¡Ahhhh! Por eso el murciélago de la serie se llama batbat". Cosas como esas le hacen a una darse cuenta de que los niños son muy receptivos y aprenderían inglés con más entusiasmo y, por tanto, tendrían mejores resultados, si la técnica fuera mejor.

Todo lo mencionado anteriormente es lo que me tiene convencida de la importancia de la traducción audiovisual (de videojuegos, concretamente) en la sociedad actual. Sinceramente, yo aprendí un inglés más útil con los Pokémon y con videojuegos de la "play" (la 1...) que en clase.

En las series, películas y videojuegos, me parece importante mantener los nombres en inglés, y no entiendo que cuando se habla de una fiesta tradicional inglesa/americana se tenga que adaptar y cambiarlo por "navidad" o algo similar, por ejemplo. Son nuevas realidades que los niños deben asumir y por las que acabaran interesándose de tanto oírlas. Si son capaces de memorizar nombres impronunciables de alienígenas y mundos paralelos, ¿qué daño les puede hacer empezar a acostumbrar sus sentidos a nuevas realidades?

Que cada vez haya más peques de diferentes nacionalidades en una misma clase no les hace automáticamente más tolerantes. Más allá del colegio hay vida y, por suerte o por desgracia, esa vida va muy ligada a las series, películas, videojuegos... La traducción audiovisual juega un papel crucial en nuestra sociedad; después del colegio, cada vez antes las nuevas tecnologías sientan las bases del lenguaje del niño. Porque no sólo es educativo el brain training y cuando más aprenden es cuando están "descuidados" y entretenidos.

Por todo esto y mucho más, la traducción audiovisual (la dirigida a niños especialmente) me parece un campo inmenso y absolutamente crucial para el futuro del inglés en España. Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿compartís mi opinión o pensáis de otra manera? Feel free to comment!

7 comentarios:

  1. Todo lo audiovisual me parece una manera genial de introducir una nueva lengua a alguien. Yo aprendí inglés con los videojuegos, series, películas... La motivación es mucho mayor que en la escuela. De hecho, ya tenía pensada una entrada sobre este tema xD A ver si se dan cuenta y cambia el sistema educativo para incluir este tipo de material.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es la primera vez que entro en este blog y lo primero de todo felicitar a la autora. Esta entrada a llamado mi atención y quería expresar mi opinión sobre este tema.
      Estoy totalmente de acuerdo en la dificultad de los españoles desde una temprana edad para aprender un nuevo idioma y como bien dices aquí se debe una falta de motivación que deriva de la escasa oportunidad del uso de dicha lengua extranjera (entre muchas otras razones, para que mentir).
      Mi pregunta tanto para la autora como para los lectores de este blog es ¿cómo podría despertarse el interés por los idiomas en un país donde, desde el punto de vista de un niño, las lenguas extranjeras son tan innecesarias y de uso prácticamente nulo?

      Eliminar
  2. Muchas gracias, Álvaro.
    Sobre propuestas... se me ocurre que se organicen viajes, intercambios lingüísticos, y que las 4 o 5 horas de inglés a la semana que tienen los peques se organicen mejor, para dejar a un lado tanta gramática y centrarlo más en el uso real. ¿Os imagináis una hora a la semana en la que los niños utilizaran Skype para hablar con otros alumnos de escuelas extranjeras? ¿Qué os parece?

    ResponderEliminar
  3. Hay muchas formas de que los niños despierten interés. Pongo unos cuantos ejemplos que me vienen casi sin pensar:
    - Hacerles cantar canciones que conozcan (por ejemplo, las de las series Disney en inglés, las de series manga o de ánime...).
    - Hablarles inglés desde que son bien pequeños. Mis sobrinos fueron a un cole inglés (viviendo en Canarias, con lo cual, el resto del día hablaban en español), cuatro años el mayor y dos años la pequeña. El mayor, con solo 8 años, puede mantener y entender una conversación sin ningún problema, por no decirte las pelis. La pequeña es un poco más vaga para hablar, pero entiende bastante (mucho mejor que muchos adultos españoles).
    - Televisión, cine, DVDs TODOS en inglés. Que los subtítulos en español sea solo optativo. Qué más da si aun crío de un año le pones unos dibujos en inglés. Ellos no prestan atención a lo que se dice sino solo a los monigotes. Sin embargo, esas frases en inglés se les quedarán sin darse cuenta, aprenderán inglés (o alemán o el idioma que sea, claro) sin darse cuenta. ¿Que la abuela no entiende el inglés? Pues se ponen subtítulos. ¿Que no puede leer? bueno, pues COMO EXCEPCIÓN, se pone la película en original.
    - Como ha dicho Merche: intercambios lingüísticos. Hoy en día en casi todas las ciudades hay un colegio inglés. ¿Por qué no reunir a los niños del cole inglés con los del cole español de vez en cuando? O, si no, directamente conectar con niños en otros países y que se hable un rato en inglés y otro rato en español (por ejemplo, porque los niños en Londres están aprendiendo español).
    - Jugar a juegos en inglés.
    - Y lo más importante: poner a profesores cualificados. Me revienta que haya tantísimos profesores de inglés en España que ni siquiera hayan pasado una temporada en un país anglosajón. Así cómo narices vas a enseñarle al niño a hablar bien inglés,a pronunciarlo bien. Y yo, como madre, ¿cómo me voy a fiar de que tú le puedes dar un buen nivel de inglés? Yo he tenido profesores de inglés que solo tenían el título de la Escuela Oficial de Idiomas. Por culpa de esta profesora le cogí mucho asco al inglés proque lo único que hacíamos era seguir el libro y aprender gramática. Y a mí estudiar no me gusta. El año siguiente tuve profe particular, una inglesa nativa que me hizo adorar el inglés porque hacíamos juegos, me ayudaba a traducir canciones de mis cantantes favoritos (en inglés, claro)... Luego me di aún más cuenta de la mierda de profes que había tenido.

    Y me callo ya, que me emociono y luego no paro :)

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con lo que has dicho, excepto en un par de cosas:
    En cuanto a ver DVDs en inglés, yo como profe lo he intentado y no ha tenido ningún éxito, ¿por qué? porque saben que existe la versión en español y no aceptan esa versión sabiendo que hay otra que les cuesta menos entender.

    Los consejos que dices son buenos desde el punto de vista de "cómo educar a tu hijo", pero cuando son los hijos de otros y su interés por el inglés brilla por su ausencia, de poco sirven un par de horas a la semana (menos es nada, sí, pero hay un temario que seguir y no se puede dedicar mucho tiempo a vídeos porque precisamente los padres se quejan "porque no hacen nada" (true story).

    Respecto a los profes de inglés, yo ni siquiera he acabado la carrera, y no tengo ningún título que certifique que tengo algún tipo de metodología. Sin embargo, esto no influye para que les inculque a mis alumnos un amor por el inglés que no tiene en el colegio. No es cuestión del título. El "asco" al inglés se le coge por la actitud del que te lo enseña, no por lo que haya estudiado. Puedes ser una profesora de inglés en toda regla y aun así ser partidaria (por alguna extraña razón) de enseñar gramática y centrarte menos en temas como la pronunciación, la interacción...

    En fin, que no creo que la solución sea que los profesores sean nativos (no solo, al menos) sino que la actitud hacia este idioma sea abierta y provoque en ellos la sensación de utilidad y diversión a la vez, algo que es más fácil que con otros idiomas porque el inglés está más a la orden del día en todos los ámbitos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo en lo de adaptar muchos referentes culturales, que es casi como cerrarse un poco, impedir que se conozcan cosas de fuera, y me recuerda al caso de las traducciones de algunas series de animación japonesa, como Doraemon o Pokémon. En el caso de Doraemon tenemos el "dorayaki", que es un elemento que al principio se tradujo como "pastelito", si no recuerdo mal, pero más tarde se dejó su nombre en japonés, lo que me parece positivo para que los niños expandan un poco sus horizontes y sepan que existen otras culturas, en las que hay elementos muy dispares a los de la propia. Otro ejemplo son las monedas, que al principio traducían como "pesetas", aunque al final acabaron diciendo "yenes". Hoy en día, todos los niños que ven esta serie tienen una idea de lo que es un dorayaki (aunque, seguramente, algo errónea, porque pensarán que está relleno de chocolate o algo así), pero al menos tienen esa referencia de la cultura nipona, y hasta puede motivarles a curiosear un poco.
    El otro caso que quería comentar era Pokémon, en el que trataron de adaptar otro elemento muy típico en Japón, el onigiri (esa bolita de arroz rellena que puede ir cubierta con un alga). Ya desde pequeño, sin saber lo que eso era me impactaba que lo llamasen "donut", porque su forma y aspecto no tenían nada que ver con los donuts que yo conocía. Más tarde, cuando empecé a interesarme por Japón y a aprender sobre la cultura, descubrí lo que realmente era. Al menos en el caso del dorayaki de Doraemon trataron de solventar el problema utilizando un término más general (pastelillo), pero en Pokémon transformaron una realidad en algo completamente distinto que no tiene absolutamente nada que ver con un onigiri.
    Y con estos pequeños ejemplos quiero decir que no está mal que los niños, ni los mayores, abran un poco sus horizontes, y empiecen a ver el mundo de una forma más global.
    Y nada más, enhorabuena por el blog y por todo, sigue así ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Yo por mi parte estoy de acuerdo con Curri. Esas opciones que ella da son las que yo misma he vivido en clase desde 1º de primaria (menos el intercambio que lo hice ya en bachiller) y creo que es fundamental que a los niños se les imparta la asignatura en inglés, desde el principio y por supuesto que se pueden poner películas y hacerles cantar canciones en inglés, recuerda que tú eres el profesor, al principio protestan, pero si esta práctica fuera la habitual en España desde la educación infantil, entonces los niños estarían acostumbrados. A la vista está que se hace en otros paises de Europa y a la vista está que nos superan de largo en nivel de inglés.
    Lo de los profesores y sus niveles de inglés, no creo que se refiera tanto a tener un título como a tener la competencia lingüística necesaria. Acabo de terminar el cap y me he encontrado con personas que, después de haberse licenciado en filología inglesa, no son capaces de decir dos frases seguidas en inglés. Yo también he sido profesora de inglés antes de terminar la carrera, sin tener ni el CAE, pero mi competencia lingüística era muy superior a la de mis alumnos. Debería haber algún examen de cualificación tanto de nivel, como de interés en la materia y de didáctica para los futuros profes (y formación continua, ya que nos ponemos).
    Y bueno, que me voy del tema, el uso de la traducción audiovisual y de la localización es una nueva técnica que ya se están planteando algunos, sobre todo para ayudar a entender el uso de la lengua y no sólo la gramática, con ejercicios con subtítulos o comparando fragmentos de un juego en inglés, las interpretaciones de los alumnos con el significado real. A mí, me gusta la idea ;)
    Saludos,

    América

    ResponderEliminar