viernes, 17 de agosto de 2012

Escribir sin faltas de ortografía

A punto de irme de vacaciones, estaba yo escribiendo esta entrada en un foro cuando me he dado cuenta de que también podría publicarla en el blog. Aunque ya escribí esta en su momento, he decidido escribir una entrada no dedicada a los traductores que me leen (porque somos muy conscientes de lo que voy a decir), sino al resto de lectores (de otras disciplinas en las que quizás se da menos importancia a la corrección). La razón es que últimamente consulto foros que no me dan ninguna confianza precisamente por la mala calidad de la escritura de los usuarios. Por eso, y porque sé que muchos de los que leen mi blog no son traductores, quiero escribir la siguiente reflexión


Durante estos años he aprendido no solo lo importante que es escribir correctamente, sino las consecuencias de no hacerlo. Al estar en contacto con traductores prácticamente obsesionados con la corrección (entre los que me incluyo), es más que obvio que una mala ortografía o una mala puntuación te hará perder credibilidad automáticamente. Por ejemplo, si en la etiqueta de un producto hay algo escrito con faltas, yo personalmente (aunque reconozco que quizá sea muy extremo), no compraré el producto. ¿Por qué? Porque me planteo que, si se preocupan tan poco por la imagen del producto, ¿qué confianza me puede dar el producto en sí?

Otro ejemplo lo encontré paseando por las calles de Madrid hace unas semanas. Pasé por delante de una academia que se promocionaba en las vitrinas vendiendo "clases de escritura, poesía..". ¿Cómo vas a dar confianza a un potencial cliente si ya en el cartel en el que te anuncias pones dos puntos en vez de tres? 

Lo mismo ocurre con los foros. Por ejemplo, en Yahoo Answers se encuentran unas perlas que da gusto, y seguramente haya preguntas que, formuladas correctamente, sin faltas de ortografía y con la puntuación adecuada, sonarían más serias y quizá (solo quizá), pudieran obtener alguna respuesta decente.



También en los correos que se envían a los profesores (siendo alumno), es importante revisar hasta el último detalle, ya que la corrección no es algo que haya que poner en práctica únicamente en el momento de un examen, sino siempre. He visto con mis propios ojos cómo alumnos de una carrera de letras de último curso escribían "a hecho" "a dicho" o "extrangero" en un correo a un profesor, por no hablar de la puntuación.

Por supuesto, entiendo que no todo el mundo está tan pendiente de una buena escritura, pero a lo que voy es que somos muchos los que no podemos evitar dejar de leer algo o directamente "pensar mal" de una persona que no tiene ningún cuidado al escribir. Todos cometemos errores, pero hay una diferencia entre un error y los descuidos constantes que delatan poco interés por hacerse entender. Si quieres que te tomen en serio, tómate tu tiempo para escribir correctamente. Afortunadamente, hay miles de guías, diccionarios y páginas de consulta disponibles en Internet hoy en día.

Así concluye esta entrada, tan obvia para algunos, y no tanto para otros. Si hay alguien que se pare a reflexionar sobre que quizá debería plantearse escribir mejor (y no tener pereza para consultar cuál es la forma correcta de decir las cosas), me daré por satisfecha.






17 comentarios:

  1. Toda la razón. Con la de medios que tenemos a nuestro alcance es casi imperdonable que se sigan cometiendo faltas de ortografía. No cuesta nada releer un texto, sea correo electrónico o lo que sea, y pasarle el corrector.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. ¡Pero ya no solo el corrector! Aunque es un buen método, por supuesto, lo ideal sería que la gente se preocupara por escribir bien y que fueran ellos mismos los que enmendaran sus errores sin ayuda de un programa. Por ejemplo, la puntuación es prácticamente imposible de corregir con un programa como Word, porque no sabe lo que quieres decir exactamente. Además, la gente a veces pregunta cosas que cree de "poca importancia" y no se molesta en corregirlo porque "total, para qué, lo importante es que se entienda". Y luego se quejan de que no se les responde o no se les toma en serio.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Cómo te entiendo! Aquí tienes a una que dejó de leer "El señor de los anillos: la comunidad del anillo" por culpa de dos errores garrafales de traducción (el traductor mataba a dos personajes inmortales y se quedaba tan ancho) y por la enorme cantidad de gerundios mal utilizados, así como algunas faltas ortográficas del calibre de "extrangero".

    Muchas personas argumentan la inutilidad de escribir correctamente con la siguiente frase "¿me entiendes? Pues eso". Yo me pongo enferma, pero bueno...

    En fin, pásalo muy bien de vacaciones, ya me dirás dónde has ido y qué tal lo has pasado.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate tú, qué fracaso. Un clasicazo como ese y mira. Yo ayer puse una captura en Twitter cuando leí "pensar duro" en el libro "Nuncas comas solo" (Keith Ferrazzi), aparte del tema "excitante" (por "emocionado") y "tomar tiempo" (en vez de "llevar tiempo"). Pero vamos, que esos son los clásicos errores de traducción que nos desquician a los que estamos metidos en el ajo.

      Pero a lo que iba la entrada, es lo que tu dices, mucha gente se conforma con que la entiendan. El otro día me escribió un chico desde Chile diciendo que allí la profesión del traductor ni siquiera existe, porque "mientras se entienda, da igual".

      ¡Qué ganas de vacaciones! Me voy pa'l sur...

      Eliminar
    2. ¿Al sur, con este calor? ¡Qué valor! Mañana le pediré el libro de la Comunidad del anillo a mi novio (era suyo) y le haré fotos a modo de pruebas del crimen, ya las colgaré.

      ¡Disfruta! =)

      Eliminar
  3. Hola Merche:

    He disfrutado mucho con esta entrada y me he sentido identificada con la parte de los mensajes a los profesores. Aunque cuando yo estudiaba la carrera no se llevaba mucho eso de los e-mails y mensajes en campus virtual, cuando se daba el caso sí que intentaba escribir lo más correctamente posible al dirigirme a mis profesores. Ahora, desde el otro lado, alucino con algunos mensajes que me escriben los estudiantes. Es más, me entran unas ganas locas de decirles que se centren menos en el inglés y los otros idiomas, y se dediquen a repasar el español, que es su lengua y su principal herramienta de trabajo.

    Un saludo, Merche, y que disfrutes de la vacaciones.

    Carla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que, a pesar de que se nota la diferencia de primero a tercero-cuarto, algunos aún se "relajan" en exceso al ser algo "fuera del horario de clase". Afortunadamente, en Traducción no ocurre, pero sí en otras carreras de letras de cuyo nombre no quiero acordarme...

      Eliminar
  4. Jajaja, bueno, la verdad es que en Traducción pasa mucho menos que en otras carreras en las que también doy clase y que no mencionaré... ;-)

    ResponderEliminar
  5. ¡Razón no te falta! Me irrito muchísimo cuando veo faltas de ortografía en un producto final, aunque creo que es aún peor cuando veo faltas de ortotipografía. Mis amigos suelen decirme que soy una plasta, porque no dejo de corregir... Será la deformación profesional :P

    Como siempre, un placer leerte. Disfruta de tus vacaciones.

    PD: La foto del tatuaje, la mejor.

    ResponderEliminar
  6. Yo la verdad es que me obsesiono mucho si encuentro algún error ortográfico o gramatical. Fíjate que el otro día, paseando por la calle, me encontré en una tienda un letrero que ponía «revajas». Solo te diré que, por culpa de ese letrero, estuve con un tic nervioso en el ojo el resto del día. xD

    ResponderEliminar
  7. Hola Merche, me ha gustado mucho tu entrada. Me siento muy identificada. Estoy completamente harta de ver carteles enormes con letreros de "garage" o "bricolage". Entonces me planteo: ¿es que nadie, ni el que lo paga, ni el que lo imprime, ni el que lo coloca, se da cuenta?

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Apufff! Sé que no es lo mismo y que sea un ejemplo un poco bestia, pero ayer vi a un mendigo con un cartel pidiendo ALLUDA.
      LO SÉ, LO SÉ, no es lo mismo, pero me dolió igual...

      Eliminar
  8. Hola Merche, tienes toda la razón. Como estudiante de TeI, tu entrada me recordó automáticamente a un profesor que tuvimos este año (de Lingüística General). Decía que él no se molestaba, porque entendía que estabamos aprendiendo, pero que no se le puede escribir a un profesor como si fuera tu colega de copas. Y también hacía mucho hincapié en que se escribiera sin faltas de ortografía.
    Nos contó el caso de un colega suyo, que indignado por los correos con "horrores" de ortografía que recibía, se la hizo pasar muy mal a varios alumnos.
    Es fundamental que cuidemos la ortografía. Si somos alumnos, lo que escribamos, será nuestra carta de presentación. Si queremos dar una buena imagen, deberíamos empezar por cuidar nuestra ortografía(aunque podamos equivocarnos, aunque lo miremos mil veces). Excelente entrada como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso el tema de escribirle a un profesor como si fuera tu colega de copas. Ningún profesor en general te dirá nada, por falta de ganas de educar a la persona, así que el alumno en cuestión pensará que no hay problema, hasta que llegue un momento en el que le cante las cuarenta un jefe, directamente.

      Eliminar
    2. Siempre nos decía que nos fijásemos en el contexto académico que nos estábamos moviendo. Y si, hay gente que suele escribir a un profesor sin poner atención ni en el respeto que merece, ni en la ortografía.

      Eliminar
  9. Hola Merche, estoy bastante de acuerdo con tu post. A mí también me irrita encontrar faltas de ortografía en según qué sitios. El ejemplo que pones del anunciante de cursos de escritura y poesía es un buen ejemplo. Pero si, por ejemplo, veo errores en el cartel que escribe un vendedor de fruta, no me molesta sino que más bien pienso que es una pena que haya gente que no ha tenido suficiente acceso a la educación. En cambio, si el error está en la etiqueta de un producto fabricado por alguna empresa grande o multinacional, me parece casi una falta de respeto que no hayan pasado el texto a un corrector / traductor.

    En fin, buen post!

    Anna.

    ResponderEliminar
  10. Un texto después de que tenga una buena ortografía y que su parte gramatical este excelente se convierte en un texto muy bien estructurado y ordenado, creo que eso es suficiente para que el lector pueda leer el texto sin interrupción alguna.

    Redactor web

    ResponderEliminar